• Cuando lo malo resulta una bendición

    Lo que parece malo, muchas veces es una bendición o lleva algo positivo escondido. Si te acostumbras a buscarlo, lo encontrarás. Durante los fines de semana que no salgo fuera de la ciudad me gusta aprovecharlos para hacer algunas compras de productos especiales, que no se consiguen en los automercados. Los sábados por la mañana improvisan un mercado en una calle del vecindario dónde venden productos artesanales, pescado y verduras frescas. Los domingos temprano, suelo ir al mercado de los chinos dónde encuentro leche de soya, dulces y variedades de verduras diferentes a las habituales. Este fin de semana pasado, específicamente el sábado, me dirigía acompañada de la señora que…

Ir a WhatsApp
Hola soy Jocy ...
¿Cómo puedo ayudarte hoy?