Artículos

Apego, dependencia o amor, descubre si amas.

Muchas veces confundimos el apego con el amor. En un taller que dicté recientemente hablamos acerca del apego en las relaciones, de lo que es el amor y la dependencia pero sin realmente profundizar, ya que el tema era sobre el Ho’oponopono. Y ahora quiero contarte algo más al respecto. Quiero que conozcas la diferencia que hay entre el apego y el amor y si crees que estás apegado, o te sientes dependiente, puedas reconocerlo y hacer el cambio.

Un participante durante en taller mencionó que el amor duele, y yo le respondí que es el apego el que duele, el amor es libre.

Ahora te explico la diferencia:

En el diccionario de la lengua española, RAE la palabra apego es clara, no indica amor sino afición o inclinación hacia alguien o algo.

El apego no es amor, es cierto que cuando amamos deseamos compartir más tiempo con la persona objeto de nuestro afecto, pero el amor también es libertad, es estar alegres de que el ser que amamos está bien, aunque no esté a nuestro lado. No hay adicción. Nos alegra saber que él o ella no son seres necesitados o dependientes al igual que nosotros tampoco lo somos. Amar no es necesitar, no es depender de la persona, si la necesitamos o dependemos de ella para ser felices, realmente no la amamos ni tampoco nos amamos. Cuando necesitamos, no vemos al otro como un ser autónomo con sus propias necesidades, lo vemos como el objetivo para satisfacer las nuestras.  La necesidad crea dependencia y la dependencia crea prisión, esclavitud. No eres tu propio dueño, estás a merced de tu temor a la soledad y al abandono y eso es lo que prevalece en tu relación.

Existe el agrado y el placer de estar con la persona amada, sin que su ausencia nos quite nuestra alegría y paz o está el apego natural que hay entre padres y sus pequeños hijos mientras estos crecen y aprenden a ser independientes.

Si basamos nuestra paz y alegría en función de la otra persona, tendríamos acceso a muy poca paz y alegría. Seríamos muy propensos a sufrir.

Cuando hablamos de ser una persona necesitada, es porque la persona busca afuera de sí mismo lo que realmente puede encontrar en su interior, pero lo ignora o no sabe cómo hacerlo, entonces anda por la vida buscando llenar ese vacío interno, o busca compensar aquello que le faltó.  Un ejemplo podría ser la persona que fue abandonada por sus padres a temprana edad, entonces es probable que le tema al abandono y se aferre a una relación, aunque esta no sea satisfactoria, y se apegue a ella por temor a la soledad.

Si al terminar una relación afectiva, la persona entra en un estado de vacío existencial intenso, que le cueste sobreponerse al transcurrir un lapso considerable de tiempo, es porque esta se encontraba apegada. Y ese es el problema del apego, este produce una gran cantidad de sufrimiento. Amar, en cambio, no implica sufrimiento. Así que en primer lugar no confundamos una cosa con la otra. El dolor de la separación es natural pero no lo es el sufrimiento.

¿Qué es el amor?

Cuando amas, aceptas que cada quién sea como realmente es. El amor es paz y el apego es dolor. El amor es la falta de egoísmo hacia el ser amado. El amor no pretende cambiar al otro, se basa en la aceptación y en el apoyo.  El amor en definitiva es el vínculo que nos permite conectarnos con nuestra esencia en presencia del otro.

El amor puede implicar compromiso. El amor puede transformarse en un compromiso de convivencia, de compartir cosas en común, una familia, una vida… Puede existir el compañerismo y por lo tanto ese compromiso mutuo se transforma en un acompañamiento si así lo desean de mutuo acuerdo, pero nunca como una obligación.

Pero los vínculos no siempre son decisiones que se relacionan con el amor. Podemos estar confundidos y creer que amamos de manera genuina pero en el fondo lo que hacemos es utilizarlos. Volverlos objetos de nuestras necesidades al punto de que no solo les solicitamos; les reclamamos, les demandamos cuidados y atención, pensamos que nos pertenecen y pasamos por encima de sus metas e inclusive de su nobleza.

¿Cómo funciona el apego?

El apego está basado en creencias egoístas más relacionadas con la necesidad. El apego y la dependencia se asemejan más a la sumisión, y al chantaje que al amor. Dejamos de ser libres por propia decisión y pretendemos quitarle la libertad al otro. Cuando hay apego y dependencia, la relación está más ligada al dominio, a la opresión, al sometimiento, y al yugo disfrazado, y esto ocurre en ambos sentidos, o sea por momentos la persona se siente oprimida, sometida, y por momentos es ella quién oprime y somete. Es un eterno aprieta y afloja.

Estar apegado no implica que haya confianza mutua sino más bien miedo. Cuando dependemos de alguien vivimos con temor. Temor a que nos deje, temor a que no esté. Es un sentimiento que está enraizado a nuestro miedo a la soledad, al no merecimiento, a la desvalorización, a las malas experiencias del pasado y a las conclusiones equivocadas.

El amor parte primero del amor hacia uno mismo, que es la única manera de poder amar a otros.

¿Quieres saber si estás apegado?

¿Intentas a menudo controlar a la otra persona? El control y la manipulación provienen del apego y no del amor, aunque normalmente lo confundimos.

¿Quieres que el otro cambie o lo aceptas tal como es? Esta es una importante pregunta que te debes hacer.

El amor romántico, o inconsciente, poco tiene que ver con el amor verdadero. Puede que inicialmente comience así pero luego se asentarán las bases para un amor más profundo, consciente y duradero; en cambio si has idealizado a la persona, es muy probable que te des cuenta al cabo de un cierto tiempo que ella no es lo que tu esperabas. Esa confusión es la causa de muchos conflictos en las relaciones personales.

El romanticismo es idealización, apego o pura necesidad; y la necesidad es una falta de amor severa hacia la persona que se dice amar.

¿Cómo sanamos el apego en nuestras relaciones?

El apego y la dependencia se sanan a través del amor hacia uno mismo. Y si ese amor no se logra porque no lo sentimos, no nos valoramos, comenzamos a sanar a nuestro niño interno que es donde se encuentran las heridas de abandono, de soledad, de maltrato, de agravio.  Allí están todas nuestras memorias de no ser queribles, y valiosos. Si el amor que crees que das no te lo das también a ti, entonces ese amor no puede ser real. Es manipulación debido a tus miedos a la soledad, a no sentirte valioso o poco importante.

No es necesario cambiar de pareja, lo que tienes que cambiar son tus actitudes, tus decisiones y sobre todo quererte. No es en el afuera el lugar a corregir. Es a través de ti que producirás el cambio en tu vida. Comienza por amar a tu niño interior, a consentirlo y a brindarle seguridad.

Tu felicidad no depende de otros, abandona esa creencia porque no es real. Amas cuando no necesitas nada del otro y a pesar de eso, eres feliz con el otro. Si dependes del otro ni te amas ni lo amas.

Recuerda que el afuera solo es el reflejo de ti, de tus creencias y creas y atraes a tu vida aquello que está en ti.
Quién tiene que hacer el cambio eres tú. Tú eres la causa, el mundo, tus relaciones, son el efecto y por ende al transformarte tú, tu mundo también se transformará. Eso sí, tú eres perfecto, solo tienes que cambiar el concepto que tienes de ti y sin expectativas verás cómo suceden los milagros.

No le temas al cambio porque el cambio es una función automática de la existencia y no hay nada que hacer para poder evitarlo. La adaptación al cambio y el desapego van de la mano, nada permanece estático, si te resistes, te llenas de sufrimiento. Dale la bienvenida con confianza al cambio y todo será para bien. Intenta no establecer tu experiencia actual en base a tus experiencias pasadas, libérate de ellas, y suelta los miedos. Ocúpate de ti.

Deja de verte como la media naranja que busca su otra mitad para sentirse una persona completa. Abandona las ideas acerca de encontrar tu alma gemela y permítete ser tan grande, tan increíble que tú mismo te enamores de ti. Si te das tanto amor como el que esperas de afuera, dejarás de sentirte dependiente y soltarás los apegos.
Somos responsables de nuestras situaciones de apego y de dependencia, y así como nos las creamos. también las podemos cambiar.

Cuando te sientas una persona completa y autónoma, encontrarás y te rodearas de personas completas y tus relaciones fluirán de manera suave y armónica. Estarás listo para amar y ser amado. “Sé tú la persona que quisieras tener a tu lado ” y eso se reflejará en tu realidad, otros se sentirán igual de bien en tu compañía.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

16 Comentarios

    • ester boan

      me costo mucho poder comprenderlo pero en este momento soy feliz sabiendo que el ser que amo es feliz aunque este lejos mi amor seguirá en el alma

  • filomena Amorese

    Excelente artículo y muy buena y clara explicación sobre el apego y que es el verdadero amor.
    Gracias infinitas
    Lo siento, perdón, gracias, te amo

  • liss

    gracias jocy en el preciso momento,ratificandome la DIVINIDAD que cuando le entregamos a el nuestras necesidades y le pedimos su amorosa ayuda aparece el MAESTRO,gracias,te amo,lo siento,perdóname .abrazo lleno de bendiciones!!!

  • betty blanco

    gracias jocy yo siempre he sido una persona muy triste yno sabia xqfui maltratada de niña yse me repitio en mi matrimonio yo maltrataba y el ami despues de 35 años el se fue con otra y yo quede enganchada en el apego al sufrimiento se de hoponopono desde hace un año y lo practico todo lo poquito que se hasta borrando memorias con vivi cervera y todo cuanto puedo se que sanado un poco pero se que falta ¿ que mas puedo practicar jocy gracias te amo es betty blanco

  • Tay

    Como me encanta leer tus publicaciones Joce, Gracias por compartir tus conocimientos a traves de este medio, desde que supe de ti hace 2 años y lei tu libro Palabras Mágicas comence a practicar Hooponopono y funciona de maravilla, me ha servido sobre todo para dejar de “actuar por impulso” y ahora decido limpiar, luego todo fluye y debo admitir que siempre los resultados son muy buenos y de paz…..
    Con respecto a este articulo sobre el apego, supongo que para muchas asi como para mi es un tema complicado, ya que ciertamente solemos confundir el amor con apego (me pasó) y afortunadamente lo entendi, pero por mucho que limpio a veces siento temor al engaño, cosa que tengo claro que son mis datos porque solo pasa en mi imaginacion y sigo limpiando, sin embargo quisiera saber si hay alguna otra tecnica que pueda aplicar aparte de repetir Perdon, Gracias, Te Amo?
    Gracias Gracias Jocelyn
    Gracias Gracias Gracias

  • sandra luz martinez barojas

    Yo necesito sanar mi niño interior, estuvo abandonado, maltratado, golpeado, vituperado, siento que así fue, pienso que está superado pero dicen que no, que el resentimiento me enfermó, pero yo soy de Córdoba, Veracruz, México en donde puedo encontrar ayuda?

  • ELIS CARDENAS

    Buenos dias: esta informacion me viene como anillo al dedo, porque hoy precisamente tengo una clase que se refiere al apego, gracias por esta informacion y la tendre muy presente, gracias nuevamente por ayudarnos a ser mas llevadera esta hermosa vida.

  • luddy López

    Excelente. Como siempre. Desarrollaste la capacidad de tocar con tus palabras en el interior de las personas , cosas que deberiamos conocer por que estan alli dentro y las desconocemos totalmente. GRACIAS INMENSO.
    JOCE

Ir a WhatsApp
Hola soy Jocy ...
¿Cómo puedo ayudarte hoy?