Artículos

De clarividente a creadora de realidades.

Recientemente dicté un taller en la ciudad de Caracas y era el primero que dictaba después que mi hijo partió a otro plano de existencia. Me sentía muy triste y había decidido no llorar previamente para que las lágrimas no inflamaran mis ojos. Pero había una idea en mi mente que rondaba; se trataba de cómo podría enfrentar el hecho de si me llegaría a enfermar  justo antes o durante el taller.

De alguna manera me sentía débil y triste. No me encontraba en armonía ni alineada con mí ser.

El día previo al taller me enfermé. La fiebre me subió sin explicación. Pensé suspenderlo, pero sabía que venían personas de otras ciudades y no las podía dejar plantadas a tan solo pocas horas del evento. Sorpresivamente se iban inscribiendo más y más personas, hasta que temí que no entrarían en el lugar. La fiebre no bajaba. Durante el primer par de horas no me fue fácil pero me sobrepuse a la temperatura y a la baja energía. Sabía aunque no entendía como, que yo había creado mi enfermedad, y era mi responsabilidad asumirla. Después de media mañana, me sentí más aliviada y agradecida.

El origen de la enfermedad no está en el cuerpo, viene de nuestras creencias, y solo cuando las transformamos, nos sanamos. Las enfermedades se producen por los pensamientos negativos y las emociones retenidas. El sufrimiento suprimido es responsable de muchas enfermedades, el dolor hay que sentirlo, darle la bienvenida y dejarlo ir, gracias dolor por mostrarme que estoy en desarmonía en mí ser. La enfermedad es nuestro aliado, no nuestro enemigo, solo nos avisa que algo en nuestro cuerpo-mente no está bien. Si reaccionamos a ella sin comprender el mensaje, nada hacemos, si aceptamos y agradecemos constantemente, comenzamos a encontrar de nuevo la paz.

Nuestro cuerpo-vehículo reacciona de acuerdo a la mente, pero también tiene la capacidad de sanarse a sí mismo cuando las condiciones cambian.
Luego tomando responsabilidad me curé.

Otra situación que ocurrió relacionada a mis pensamientos, igual de dramática fue la siguiente:

Hace muy pocos días tomé las precauciones de cerrar mejor la puerta de la casa ya que faltaba un portero en el edificio. Siempre viví confiada y así me sentía hasta hace un par de días, que tuve lo que creía era una corazonada acerca de la seguridad en el edificio.

Ayer para mí sorpresa y ver como se cumplían mis presentimientos, entró una banda en el edificio a robar, sometiendo a dos de mis vecinos de distintos apartamentos y pude constatar cómo mis temores se hacían realidad.

En otra época me hubiese atribuido con esta y otras “casualidades” recientes,  facultades de adivina o clarividente. Pero hoy en día comprendo como soy la creadora de mi realidad y que debo estar pendiente de limpiar mis temores, y cualquier pensamiento que me quite la paz.

Cuando alguien viene a contarnos algo acerca de su enfermedad, eso ya está en nosotros y debemos de limpiar, no importa que aparentemente no tenga nada que ver con uno. Si alguien o digamos en la televisión oímos y vemos noticias acerca de la inseguridad, eso ya está en nosotros también. Nada aparece que no esté en nuestro sistema de creencias. Si no nos hacemos cargo, estos pensamientos se manifiestan de una u otra manera.
Es nuestra responsabilidad eso que estamos creando. Todo lo que aparentemente es externo a nosotros y le está ocurriendo a otros o lo estamos notando, desde el momento que entra en nuestra percepción, es nuestro.

Da igual si le ocurre al vecino o nos ocurre a nosotros, da lo mismo si nos lo cuentan o lo vivimos, sigue siendo parte de nuestro programa y tenemos que limpiarlo para que este se borre, tome el tiempo que deba tomar. Nada se limpia al instante y menos si luego volvemos a pensar en ello. Es un trabajo de por vida, es una manera de vivir la vida.

Somos responsables de todo lo que ocurre en nuestras vidas o en la de aquellos que aparezcan en nuestra pantalla.

Si todo el día repetimos en silencio, Te Amo y Gracias, no pueden entrar los pensamientos de desamor. Ellos irán lentamente desapareciendo al sintonizarnos a frecuencias más elevadas. También utilizar la frase “Lo siento, perdóname por aquello que hay en mí que está creando esto” es mágica.

Al hacerlo con frecuencia, comenzamos a sentir paz, es como si retomáramos nuestra conexión con Dios dejando de lado  nuestra programación, y realmente sentimos como ocurren milagros.
Repito una y otra vez en mi mente, TE AMO dirigiéndome a la Divinidad para que detenga mi charla mental.

Cuando limpiamos nos damos cuenta que no somos nuestra mente, ella forma parte de nosotros y la podemos calmar.

El silencio en nuestra mente permite que nos llegue la inspiración y que todo lo que es perfecto ocurra en nosotros.

Te amo
Jocelyne Ramniceanu

33 Comentarios

  • Gustavo Martinez

    excelente Roselin y gracias, yo tengo 2 año trabajando con Hooponopono y sigo
    limpiando, Yo se que hay mucha basura e mi subconsiente y no se
    en cuantas vidas podre limpiarlo, solo la divinidad lo sabe
    y gracias nuevamente por tus articulos tan interesantes, y lo siento por lo de tu Hijo

  • MARIANA

    HERMOSA JOCELYN, FUERZA QUE TU HIJO ES UN SER DE LUZ Y ESTA CERQUITA TUYO GUIANDO TUS PASOS. UN ABRAZO INMENSO, GRACIAS POR TUS ENSEÑANZAS.

    • Victoria

      Soy medico y me encanta el hooponopono pero es la primera vez que veo que soy responsable de la enfermedad de mi paciente; No solo de intentar que el enfermo asuma su responsabilidad. Gracias Jocelyn por mostrarme un nuevo momento para limpiar.

  • Raúl.

    Interesantísima historia que muestra como lo cotidiano confirma las bases del ho’oponopono, sobre como co-creamos la realidad. Pero además es magnifica tu explicación acerca de como las memorias están permanentemente sonando en nuestro interior y solo hay que borrarlas todo el tiempo.Agradeciendo permanentemente.
    Gracias por tan clara y completa explicación que nos recuerda que hay que seguir borrando y no engancharse en buscar explicaciones a través del intelecto.

  • lissette

    Gracias jocelyn eres una gran maestra,instrumento de la DIVINIDAD para hacernos llegar su gran AMOR Y MAESTRÍA.GRACIAS,LO SIENTO.Te espero pronto en Barquisimeto .GRACIAS

  • Vicky Contreras

    Joclyn, creo que me conoces a traves del ho’ponopono. Solo una pegunta, me intriga muchisimo. Crees tu que en algun momento pensaste que tu hijo se iba a morir? Contesta, por favor.

  • celida rodriguez

    gracias pr estas enseñanzas que en realidad son un recordatorio de lo que hemos estudiado del hooponomono pero lo olvidamos,te recuerdo cuando hagas un taller cerca de Cumaná,por favor avisas con tiempo,espero que la DIVINIDAD nos de la oportunidad de que sea en puerto la cruz,margarita o maturin,gracias Joselin,te amo

  • iris cartaya

    Hola Joselyne, lastima que me perdi el taller,hire al proximo Gracias por compartir esas enseñanzas conmigo me han ayudado mucho. Tu hijo esta en lugar muy bonito.Gracias Te Amo.

  • salomon klugerman

    Hola Joselyne! Es Salomón, tengo por lo menos medio siglo que no se de ti. Donde andas? Suena muy interesante lo que predicas, me encantaría volver a verte, si me das tu tlf te llamo, un abrazo.!

  • HUGORAMILUC

    Nos cuesta entender…aceptar y sobre todo practicar; tu artículo mi querida Jocelyne, es un testimonio de esta realidad, somos creadores…fuimos hechos a su imagen y semejanza, por qué no lo creemos ? uno de los maestros ascendidos dice, peca mas aquel que no actúa conociendo las verdades, que quien NO lo hace por ignorancia.
    Gracias por recordarnos estas enseñanzas querida Rocelyne.Bendiciones.

  • nadya

    hermoso ….este mensaje es realmente hermoso Dios te bendiga ..te sigo desde hace poco tiempo pero ha sido una eperiencia muy bella y sigo trabajando

  • Luz Victoria

    hola jocelyn gracias, por enviar tus block son espectaculares, gracias, por que realmente siento , que esto viene de la sabiduria de la Divinidad y no de los programas. ya que el consciente no lo puede entender, ni sentir, y tampoco no hay necesidad de entender ni de sentirlo. solo es hacerlo y ya esta. gracias, por que cada dia que leo tus mensajes es de amor. muchas veces lloro. pero es un sentimiento de alegria, y de paz. el hooponopono es maravilloso, es algo sorprendente, ya que es de otras galaxias, no lo podemos entender, y aveces me cuestiono, haciendome preguntas, que pasaría si no creyeramos, en nada, para mi ..es un cuestionamiento muy profundo …ha nosotros nos encanta creer en algo. porque si no creemos no somos , nada, nos da miedo no creer. pero lo maravilloso del hooponopono …es que ni siquiera el hooponopono tiene que creerse. porque tu no sabes si es una memoria o una inspiración. el propósito de esta existencia es limpiar, tanto lo que llamamos bueno o malo. porque no sabemos cuando algo en falso o verdadero. para mi esta tecnica ancestral. cambio mi mundo interior. pero para bien. aunque muchas veces me engancho , pero de inmediato me vuelvo presente, y me doy cuenta que soy yo. la que manifiesto la experiencia, y me reconecto con mi niño interior. ….esa parte que he descuidado durante tantas vidas. pasadas. al hacer esto. estoy atento de cada pensamiento que aparece y que el niño interior me presenta para que yo le diga algo. como gracias, o te amo. tambien, dialogo mucho con ese niño interior. y le digo que cada vez que yo le entre cualquier archivo que le diga gracias, y te amo. para que no se almacene.en el. y eso para mi, es la mejor relación. es mi aliado.
    jocelyne, gracias, se que Dios toco tu corazón y te guia, para despertar más consciencia, dormidas. gracias. te amo.
    att
    luz

Ir a WhatsApp
Hola soy Jocy ...
¿Cómo puedo ayudarte hoy?