Artículos

Creencias que te quitan la paz y cómo cambiarlas.

La única causa de nuestra infelicidad no se encuentra en el mundo exterior. La tenemos insertada en nuestra propia psiquis, forma parte de nuestras creencias y aunque podamos inventar tantísimas escusas que nos impiden ser o hacer; siempre encontraremos justificaciones procedentes del afuera para justificar esa infelicidad.

¿Qué son las creencias?

Todo, absolutamente todo pasa por el filtro de nuestras creencias. Una creencia es un pensamiento que sigues pensando. Nuestra vida y todas las experiencias se rigen desde la óptica de nuestras creencias. Todo lo que vemos y sentimos al observar a las personas y al mundo, es el producto de nuestras creencias, que crean sentimientos y pensamientos acerca de él.

Poseemos creencias positivas y negativas. Las de naturaleza positiva, unen, integran, expanden, nos hacen sentir paz y amor. Las de naturaleza negativa están basadas en el miedo, la culpa, y nos contraen, dividen, aíslan, y traen sufrimiento.

Los eventos del afuera, todo aquello que nos ocurre, no tienen significado alguno, son totalmente neutros. Todo el significado que le demos procede de la interpretación que nuestra mente hace a los sucesos diarios. Las circunstancias por sí mismas no causan ni sufrimiento ni alegría, solo nuestra manera de pensar son la causa de lo que sentimos.

Si una persona padeciera una amnesia total, solo podría juzgar de acuerdo a las sensaciones, agradables o desagradables. No podría emitir juicios diferentes de esto. Nosotros ya poseemos una enorme cantidad de creencias que fuimos acumulando, aceptando, heredando y esas creencias son el lente con el que vemos el mundo y reaccionamos de acuerdo a ellas.

Las creencias ahora manejan nuestra vida, ellas nos traen alegrías o sufrimiento. Ellas actúan como nuestro GPS y nos indican que es lo que tenemos que evitar o perseguir. Ellas están grabadas en nuestro disco duro interno y muchas de ellas se comportan como un virus, te restan tu potencial, te limitan, te pueden hacer creer y sentir que no eres suficiente, no sirves, o no mereces. El candado más fuerte que cierra tu mente son tus creencias limitantes.

El caso es que no nos damos cuenta que tan solo son creencias y que las podemos cambiar. Podemos volver posible todo lo que antes era imposible para nosotros.

Todas las creencias se comportan de determinada manera, ellas necesitan auto perpetuarse para seguir existiendo. Y para eso utilizan diversos mecanismos de subsistencia.

Tú cuando elegiste creer en algo en específico fue para protegerte, pensaste que esa era la mejor opción que tenías y al decidir creer en eso lo convertiste en parte de tu programación automática y ya no estás consciente de todo lo que crees, ahora se han vuelto inconscientes y automático.

Conozcamos algunos de los trucos con las cuales las creencias se aseguran su permanencia.

Características de las creencias:

  • Las creencias son pegajosas, ingeniosas y auto perpetuadoras.
  • La mayoría son inconscientes entonces se te hace difícil detectarlas para cambiarlas. Ellas se esconden, por ej. No es lo mismo decir quisiera que quiero, en el primer caso, tienes una creencia que te hace pensar que no es posible o difícil.
  • Ellas te hacen creer que no existe otra manera de ver o interpretar una situación. Lo que crees es ley. Para ti es lo único válido.
  • Ellas son sumamente resistentes al cambio.
  • Cómo tú eres el creador de tu realidad por medio de tus creencias, difícilmente vas a dudar de ellas porque ves su efecto reflejado en tu realidad. “Si tú crees que puedes entonces puedes, y si crees que no puedes, entonces no puedes”. Las evidencias son los ecos de tus creencias.
  • Las creencias se organizan en bloques, con ramificaciones, hay creencias principales y otras secundarias y derivadas. Para cambiarlas hay que encontrar la raíz y darnos cuenta de lo absurdas que son.
  • Están tan arraigadas que incluso intentamos convencer a otros de la validez de nuestras creencias. Algunas veces hasta damos la vida por ellas. Las guerras surgen de la necesidad de probar que algunos sistemas de creencias son mejores que otros.
  • Te reúnes con las personas que comparten tus creencias porque tiene una vibración semejante a la tuya. Por lo general la gente en tu vida le hace coro a tu manera de pensar y la reafirman.
  • Tus creencias negativas te hacen pensar que lo que crees es mejor que si dejaras de creer en ello, crees que ellas cumplen la función de protegerte.
  • Las creencias te hace mirar fuera y no dentro de ti.

La importancia de las creencias.

Recordemos que nosotros somos los creadores de nuestra realidad, y no olvidemos también que la realidad que percibimos es aquella que nuestras creencias nos muestran. Entonces ¿cómo puedes crear una realidad diferente si ella refleja lo que crees? Tú creas lo que tú crees. Lo que pensamos de nosotros mismos y del mundo se vuelve real para nosotros.

Para crear una realidad diferente, más pacífica, más amorosa, más en tono con quién tú deseas experimentarte, debes cambiar aquellas creencias que te hacen ver la vida de manera discordante. Al cambiar tus creencias, cambia tu manera de pensar y sentir, y tu realidad no le queda otra que mostrarse de acuerdo a tu nueva manera de percibir.

Todos los sentimientos negativos que tienes proceden de tus creencias negativas, si no tuvieses esas creencias, no podrías sentirte mal, disgustado, temeroso o triste. Eso debe ser una señal para que mires dentro de ti.

Por otro lado comienza a pensar que no todo lo que crees es útil y menos aun cuando piensas negativamente acerca de ti. Permítete dudar de todas y cada una de tus creencias, ellas no están soldadas a ti, ellas fueron creadas y aceptadas por ti entonces tú eres más grande y poderoso que ellas y las puedes cambiar. No hay nada malo en ti, lo único malo es lo que crees acerca de ti mismo y eso hace que tu realidad te lo refleje.

Las creencias negativas te vuelven suspicaz, y piensas negativamente de todos y de todo. Ellas te hacen creer que es positivo creer de esta manera. ¿Conoces el dicho “piensa mal y acertarás”?.

Solo tus creencias positivas te permiten sentirte bien y libre, si no te sientes de esta manera, hay algo en ti que está en tus manos a transformar o transmutar.

Ellas te hacen pensar que el lugar donde mirar está en el exterior, ellas evitan engañándote, que mires adentro. Comienza a no hacer caso a eso y revisa en tu interior, encuentra la raíz. Cuando descubres la raíz de una creencia negativa, la puedes transformar y todas las creencias que la acompañan formando un bloque entrelazado también tienden a desaparecer. Se honesto contigo mismo y emprende esa aventura. Es bueno que revises tus creencias; notarás que se siente bien y se obtiene libertad cuando las descubres. Cuando cuestionamos nuestras creencias es cuando realmente las podemos soltar y evolucionar.

Perdónate a ti y perdona a otros, lo que te mantenga atado a algún resentimiento también es una creencia negativa.

No importa que tan oscuras tus creencias te hagan pensar que es la realidad, siempre puedes encontrar luz en cada situación, si te propones a mirar bien y no dejarte engañar. Es como lo que conoces como el Yin – Yang, hay otras maneras de mirar una misma situación. Lo que crees puede darte fuerza o debilitarte. Puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo.

Comenzar a crear el cambio en ti.

No puedes cambiar tu forma de actuar referente a algo, mientras no cambies tu sentir (tu verdad, lo que crees) sobre ese algo. No tienes que cambiar nada en ti. Tú eres perfecto, solo cambia lo que crees.

No resistas al cambio, aquello que te hace resistir también es una creencia que te hace temer lo desconocido, aquello que pueda ocurrir. El cambio solo puede hacerte descubrir nuevas facetas de ti, y para eso estamos aquí; para experimentar y convertirnos en quién deseamos ser.

Si usas el Ho’oponopono para borrar tus creencias, date cuenta que no estás borrando nada allá afuera, estas limpiando tus temores y preocupaciones que te hacen ver el afuera como una amenaza.

Otra manera de cambiar creencias es volviéndolas conscientes, y cuestionarlas intensamente hasta que te des cuenta lo absurdas e inútiles que son y decidas dejar de creer en ello y darles fuerza.

Ahora, está en tus manos cambiar tu realidad. Hazlo, si te parece difícil, también es otra creencia que intenta impedirte que realices algún cambio. No hay límites, todo es posible, el límite lo ponemos nosotros con nuestras limitaciones mentales. Hay personas que obtuvieron grades logros porque no tenían la creencia de que lograrlo era difícil. Cambia tus convicciones, tus suposiciones  y cambiará tu vida.

Todo cambio comienza por ti.

Si quieres arreglar el mundo, ocúpate primero de cambiar lo que crees y tus definiciones acerca del mundo, y entrarás en una nueva realidad con un mundo mejor. Revisa todos tus conceptos y definiciones de lo bueno y lo malo antes de enseñárselo a tus hijos, mucho de lo que creemos nos trae infelicidad y separación.

Ampliamos nuestra consciencia en la misma medida que soltamos nuestras creencias.

Sabes que la conciencia colectiva es porque se comparte creencias con muchas personas. Tú puedes ser el iniciador del cambio de conciencia, individual y luego colectivo porque lo que nos da paz y felicidad es contagioso.

Gracias por leerme…

Te amo.

Jocelyne Ramniceanu

15 Comentarios

  • FRANCISCO

    Muy lindo articulo, muy claro y es la base para ser felices, Dejar nuestras creencias, que nos limitan al mundo de este plano dominado por el Ego.

  • glendajer

    El hoo oponopono, para mi es reingieneria aplicada a ti mismo, cambiando paradigmas, eso es lo que se podria interpretar de esta hermosa tecnica tan sencilla, cambiando todos tus esquemas, memorias, programas, eliminando, limpiando paradigmas viejos por otros nuevos mejores de ti mismo y de tu entorno, cambias tus esquemas de pensamientos, estas cambiando tus perspectivas sobre ti mismo y sobre lo que te rodea, logrando que encuentres la paz y el amor inconcional en ti mismo y en los demas.

  • Ana Ruth Calderon

    Guao me ha encantando este mensaje ,he sufrido de deprecion y anciedad y espero cambiar mis creencias por que quiero vivir libre y en paz con mi YO interior .gracias por compartir tan hermoso mensaje

  • Maria Del Carmen Diaz

    GRACIAS            JOCELYN     AMADA                   GRACIAS                             TE      AMO                LO       SIENTO        PERDONAME

    • Ana Ruth Calderon

      Estoy comenzando a tartar de hacer que las crencias que tengo . las dejaqre poco a poco me encanto mucho ,Paz ,Amor y Abundancia

  • YOLANDA ROMERO

    Hice un taller Ho’oponopono en Mérida con Jocelyne y me hizo mucho bien, lo aplico a diario, es estupendo. Si dictan otro aquí en Mérida, seguro lo haré de nuevo. Perdón, lo siento, te amo, gracias, gracias, gracias.

  • Antonio

    EXCELENTE MENSAJE… LLENO DE INSPIRACIÓN
    SOLTAR CREENCIAS, PROGRAMAS Y MEMORIAS PARA SER FELIZ Y ESTAR EN PAZ EN TODO MOMENTO Y EN TODO LUGAR
    MUCHAS GRACIAS JOCELYNE
    BENDICIONES

  • Nancy Carolina Medina

    Gracia Joselyne tu llegada y la del Hooponoponaoa mi vida fueron una bendición infinita Lo Siento Perdóname Gracias Te Amo………

  • sedaferret

    Gracias. “Tú creas lo que crees”. Igual me pregunto: este sentimiento de abandono durante mi infancia…, mi distanciamiento de algunas de mis hermanas por esto. Si lo razono, lo entiendo. Desde el corazón digo que las quiero lejos de mí. Y estoy bien así. Todo tiene una trampita que me inmoviliza. Hago Ho´ponopono.

  • Ana Ruth Calderon

    Es muy hermoso todo lo que han dicho y muy necesario para poder ser muy diferente en nuestro diario vivir gracias , gracias, gracias

  • Eva

    Buenas noches jocelyne.. Le escribi con informacion del libro. Ya realice la transferencia por favor para que revise el correo electronico

¿Esta seguro que desea salir?

Ir a WhatsApp
Hola soy Jocy ...
¿Cómo puedo ayudarte hoy?